miércoles, 10 de agosto de 2011

Te lo prometo.

-¿Sabes qué pienso?
+¿El qué?
-Que no valgo para nada, solo sirvo para hacer daño a la gente que quiero y eso me duele.
+No pienses eso, tú sí que vales porque eres una gran persona y una gran amiga.
-No lo creo si no, no te haría tanto daño ni me haría tanto daño a mí misma.
+Alomejor es porque no estamos hechas para ser amigas.
-Pues ya es demasiado tarde para eso, porque te tengo tanto cariño que se me hace imposible olvidar lo importante que eres para mí.
+Entonces, ¿Por qué siempre estamos igual? Tendríamos que olvidar todo lo malo y pensar en todos los momentos felices que hemos vivido juntas.
-Sí, dejemos todo lo malo atrás y vivamos intensamente la vida, con nuestras tonterías y nuestros momentos juntas. Y sin olvidarnos por mucho que pase o por mucha distancia que haya entre nosotras, ¿Me lo prometes?
+Te lo prometo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas :)